Centro: Evidencias, golpes y escenarios.

Posted on 8:24 by Hugo Triano Gómez | 0 comentarios

Hugo Triano Gómez


La anulación –aún no definitiva- de la elección a presidente municipal de Centro sienta –sí- un precedente, pero evidencia también actuaciones, asesta golpes políticos y promete asestar otros de tipo económico e inevitablemente genera escenarios no descabellados rumbo al 2018 en Tabasco.
Que el tribunal electoral local base su criterio en la falta de precisión de los resultados no es cosa menor, si se piensa en que esa es una de las tareas principales, básicas, del IEPC a nivel estatal y municipal y por el cual por cierto, los primeros reciben dietas robustas e injustificadas compensaciones.
Si bien es cierto, la falla está contemplada en el quehacer humano y por ende  en el de cualquier funcionario público, que el IEPC quede una vez más en evidencia termina por sepultar a un organismo que por su actual etapa pasará a la historia no solo como el más cuestionado y omiso, sino como uno de los más incapaces, con todo y sus maestros y doctorados.
Los políticos por supuesto han hecho y seguirán haciendo -literalmente- su agosto con la decisión. Los priístas o quizás los antinuñistas insistirán en que la elección fue anulada por “las trampas” que se orquestaron desde la administración estatal, no obstante que el tribunal electoral local no resolvió como lo hizo, por ello.
Financieramente el golpe será certero de darse nuevas elecciones. De nuevo desde partidos insignificantes, pasando por los que algo significan, pero no dan resultados, hasta llegar a los aspirantes independientes que ya encontraron el modo para ganarse unos miles de pesos, sangrarán las arcas en la eterna época de crisis y con la posibilidad de adjudicarse los recursos que no se gastan, tras el antecedente que el INE pretende establecer a nivel federal.
La idea de una nueva elección debiera suponer la corrección de los errores cometidos a todo nivel, aunque es más probable que se presenten nuevos “yerros”, como una mayor abstención motivada por las mentiras difundidas y la constante apatía, así como un mayor desgaste de las instituciones árbitros de la contienda.
Visto que con el IEPC la dinámica es la cerrazón, tropezón tras tropezón, queda observar a los partidos que sin dudas intentarán por lo menos “remediar” algo de lo que hicieron mal, aunque siempre pensando en su aritmética electoral y en la obtención del poder para su cúpula.
De confirmarse la celebración de nuevos comicios, las nuevas alianzas volverán a tejerse. Es altamente probable que vuelvan a salir a la escena los intereses mezquinos decisorios que nunca faltan en estas cosas. Será igualmente probable observar aliados a quienes iban por su lado -quizás no tanto para quienes recién se “divorciaron”-, separados a los que eran “comunes” semanas atrás. Todo en pos del costo-beneficio descrito. Nada que ver con la congruencia.
Que Evaristo Hernández se diga ahora dispuesto a aceptar el papel que el nuevo CEN priísta le de en la posible nueva elección, dejando abierta la puerta a la posibilidad de no ser él el candidato, es signo no de que Evaristo se volvió institucional, sino de que cree tener algo que negociar de cara a la elección del candidato priísta a la guberantura en el 2018.
Después de todo no se puede negar que Hernández Cruz dio y ganó la batalla -que no la guerra- a título personal, sin el respaldo del CEN que con César Camacho no auspiciaba ni apoyaba las protestas en la Quinta Grijalva.
Que Evaristo le ceda el paso a Rosalinda López a cambio del 2018, para que el PRI la apoye junto al PVEM como candidata común al Centro no suena descabellado, si de lo que se trata es de que Gerardo Gaudiano y el PRD no retengan la posición. Juntos ellos y fracturados Morena y el PRD, Gaudiano quizás no pueda presumir su ventaja de 7 puntos porcentuales que le valieron la constancia de mayoría que ahora le anularon.
Evaristo debe tener claro sin embargo a estas alturas, que pese a lo que le prometan o acuerde, nada tendrá seguro. Si acaso una ventaja en el ánimo nacional del priísmo, que ahora mismo parece haber dejado atrás al que por ninguna mera casualidad o coincidencia reapareció soñando en el 2018: Jesús Alí. 

Jonuta 2016: Conclusiones, efectos y riesgos.

Posted on 10:30 by Hugo Triano Gómez | 0 comentarios

Hugo Triano Gómez. 

El asunto ya no es de escándalo, es sí, reflejo fiel de la política a la mexicana. Uno que sirve para entender porqué estamos como estamos, para dar vida a la “destrucción de la democracia” de la que habla Mario Vargas Llosa: La que se basa en la corrupción, los sobornos y maniobras a las que recurren quienes buscan eternizarse en el poder.
En otras palabras, que el síndico (con D) de hacienda electo del ayuntamiento de Jonuta, Francisco Filigrana, reconociera que hará a un lado a su mujer quien lo suplió por orden del tribunal electoral federal en la nominación perredista a la alcaldía -para ungirse él como primer regidor- es una acción que forma parte del mismo sistema de simulaciones que se niega a morir, a reformarse, con todo y que el discurso de los nuevos vientos y formas de hacer política no dejan de anunciarse.
También es claro que la escena no es propia, exclusiva, de este amolado rincón tabasqueño. Injusto sería hacer parecer que lo es.
Empero, lo que Tito Filigrana pretende hacer con la anuencia de varios “doble cara”, es imponerse a “golpe de machismo político” en una posición que aunque él lo crea así, no le corresponde. No al menos en un estado que haga cumplir la ley, y más aún, el verdadero espíritu de la norma por el que se reguló la paridad de género.
En el caso no solo Filigrana es responsable. La dirigencia perredista que ahora dice no compartir la actitud del “cuidador del Ceibón”, avaló su sustitución obligada bajo los términos en que se dio; es decir con la esposa de aquél. Indecente bajo cualquier óptica es querer hacer parecer ahora que las cosas no sucedieron como ocurrieron.
Hace falta además ser muy ingenuo o poseedor de poca vergüenza, para creer primero y negar después, que desde la dirigencia sol aztequista Candelario Pérez no calculó al menos que ante la falta de experiencia “política” de Ana Lilia Díaz Zubieta, la susodicha era fácilmente manipulable, “sustituible".
Afortunadamente para las mujeres y demás interesados en la “cosa de la paridad”, el Tribunal Electoral de la Federación presumiblemente tiene elementos para echar abajo mediante interpretaciones “novedosas”, lo que en esta tierra parece, nadie se atreverá a detener.
Lo que tienen que entender las mujeres metidas a la política -y en las cosas serias- es que con la imposición de Tito Filigrana en la alcaldía de Jonuta, no solo se hablará de la perpetuidad del machismo político, sino que también se cuestionará su  debilidad, su desinterés y hasta su complicidad en la farsa, todo lo que supuestamente han buscado y deseado… combatir.  

Del Nuevo Centro de Convenciones y el Tiro Nuñista.

Posted on 15:53 by Hugo Triano Gómez | 0 comentarios


Hugo Triano Gómez.


Que Villahermosa -por fin- vaya a contar con un nuevo centro de convenciones, luce como una buena noticia. La posibilidad de convertir otra vez a la ciudad en una opción para el turismo de corte empresarial, muestra el alcance del anuncio que además será un pequeño paso -no la panacea- para una entidad que increíblemente ha perdido competitividad comparado con otras entidades de la región.
Claro es que no hubo unanimidad respecto a si los terrenos del frigorífico eran la mejor opción para el proyecto, pero eso habría sucedido también de adjudicarle a otra ubicación la sede de la que dicho sea de paso, será una “magna obra”, de esas que se dejaron de hacer tras los tiempos de Roberto Madrazo, fundamentalmente con Manuel Andrade y Andrés Granier. 
La SDET reconoce por otro lado, al hablar de los puntos que se consideraron, que la sede “ganadora” amén de potencialidades, posee también desventajas. No ha dicho que las demás zonas evaluadas no hayan podido ser “ubicaciones estratégicas” o “detonadoras menos tardadas” de actividad económica. En otras palabras, sostiene entre líneas, que asume un riesgo por pretender matar dos pájaros de un tiro.
Y es que -como todos saben- la decisión central en todo el asunto es el “rescate” de la Unión Ganadera Regional, sumida desde hace unos años en la inacción, el endeudamiento y la división por el proceder de sus dirigentes.
Lo que ha decidido pues el gobernador Arturo Núñez es facilitar el recurso que nadie quiso darle a los ganaderos para pagar sus deudas, a cambio de los terrenos que aportará a los empresarios que detonarán el proyecto. Un gran escándalo habría generado y un gran peso se habría echado a los hombros, si su decisión hubiera sido rescatar al gremio a fondo perdido, sin nada a cambio, a costa del erario.
Que los socios de la ganadera puedan estar inconformes con la decisión de vender que tomaron sus representantes formales es otra cosa. No es menor, pero es algo propio del gremio. Desde la óptica del obligado cuidado de las finanzas públicas -que es para lo que se eligió a Núñez- el ejecutivo tabasqueño parece haber sorteado la tempestad.
También resulta lógico mencionar que por el nuevo centro de convenciones muchas cosas tendrán que cambiar, que ajustarse; así como advertir que extender la infraestructura hacia una zona considerada peligrosa como la del carrizal, supone mayores obligaciones, aunque-de nuevo- habría sido lo mismo para otras sedes.
El próximo gobierno municipal debe a su vez estar consciente de que dotar de servicios adecuados a la zona es casi una exigencia, algo que le significará inversión, pero también de que a través de los respectivos cobros de predial y agua potable puede hacerse de recursos que a la larga subsanen los constantes recortes presupuestales padecidos. 
Al final del día, con la definición el gobierno Nuñista parece que podrá sumar en los próximos meses, algunas plazas a los indicadores que miden la generación de empleos y que tanto le importa a los gobernadores; que abrirá una rendija para el sector de la construcción tan retraído pese a la afirmación de que los constructores locales han sido privilegiados más que en años anteriores y le dará quizás un último aliento a la UGR, en pos de recuperar la fortaleza de un sector del que solo … grandes recuerdos… quedan.